LEON

4 diciembre 2018

El león es de esos símbolos universales que aunque sea un animal que no viva en determinada cultura, ha pasado a ella por su simbolismo, y por lo que ha impresionado al hombre su figura; no hay leones en Europa pero fueron un símbolo importante en la antigua Grecia y Roma, o en la cultura celta. El caso es que en la cultura antigua el simbolismo de los leones giraba en torno a la protección y eran vistos como guardianes de los muertos, de la casa y el hogar. En Egipto, el león representa el calor feroz del sol. El león como símbolo en la alquimia se mantiene en la más alta consideración de la tradición, simbolizando el oro o el sol – las características más altas de la ascensión y la iluminación. Además, debido a su virilidad, fuerza y su coraje, el león está considerado como el último protector de los secretos de la alquimia, así como guardián de los infiernos. El significado de los leones de Inglaterra es en el arte heráldico es un emblema común de los soberanos Ingleses a que debían tomar como modelo los rasgos del león. (majestuosidad y bravura y nobleza)

Los atributos simbólicos del león son la fuerza, el valor, el poder, la dignidad, la autoridad, el dominio, la justicia, la sabiduría, la ferocidad, el liderazgo, la fuerza y el honor. También nos enseña los secretos del silencio, de la paciencia. La paciencia es prestar atención a los detalles. El León nos recomienda observarnos pausadamente para entender nuestras fortalezas y debilidades, y esperar el momento propicio para actuar y aprovechar plenamente una situación.

Si el león se presenta en nuestra vida, nos trae su mensaje; mantener la cabeza bien alta, y el honor y la moral impecables en todas las épocas de conflicto que pasemos. Hemos nacido poderosos y hemos de hacer dignidad y honor a ese gran poder que tenemos. Quizá sea el momento para defender algo que es muy querido y hay que defenderlo ferozmente si es necesario. Tener coraje y tener fe. El león nos enseña al venir a nosotros, la manera apropiada de utilizar el poder y la fuerza. Quédate quieto y calmado, seguro de tu poder. Pero de ser necesario, no dudes en pelear por las cosas que te interesan. Si el espíritu del león ha venido a ti, sin duda es para ayudarte a triunfar.

 

 

Cuanto honor, cuanta belleza y esplendor, es cierto… ¿quién no querría tener algún símil con el león?  Aun así en ocasiones me preguntaba por aquel aspecto del león más oscuro. No voy a entrar en detalles, solo recordar que llega un momento en la vida del león, en la cual para encontrar su lugar y conservar su especie, el macho de león adulto puede llegar a sacrificar la vida de crías de una leona para formar su propia familia. Por mucha explicación más o menos lógica que escuchara al respecto, no llegaba a entenderlo y quería hacerlo, quería comprender. Como comunicadora animal me propuse contactar con ellos, entrar en conexión con el alma grupal de los leones y ver.

Enseguida sentí un componente de poder, de dominio, capacidad, fuerza, disposición. También de protección, proteger a los suyos, su estirpe, su especie, su “pueblo” de la extinción, llegando a dar su vida por ello. Rechaza la debilidad, esto les llevaría de cabeza a la extinción y ya lo tienen bastante difícil. Quiere para los suyos la paz y la tranquilidad, el equilibrio. Cobraba sentido para mí la expresión  “Rey León”, el arquetipo del Rey, su simbolismo tiene muchas cualidades del león.

León sabe que algún día a él pueden tener el mismo destino, pero hasta entonces el mantendrá la especie a salvo. Me muestran que pasaría si no los matara; si solo los apartara de la manada, morirían igualmente o de peor manera. Aun así, faltaba algo, yo necesitaba algo más, esto no era suficiente. Así que me metí en la piel de uno de ellos y entonces sí, lo entendí… La muerte…la muerte para ellos no es un drama en sí, para ellos la muerte del individuo, incluso la suya propia,  forma parte de la vida, la aceptan. Saben que ellos pueden morir en cualquier momento, igual que sucede a las crías que ellos puedan matar. Entienden la muerte como parte de la vida, por eso el sacrificio de los cachorros no es tan grave como pueda verla una mente humana que no acepta la muerte y la vive con miedo, angustia e incomprensión,…Después de esta conexion, me acompañan fuera de su “territorio”, entiendo que yo no soy parte de su manada, me despido con agradecimiento por permitirme ver desde sus ojos, por permitir mi presencia en “su mundo”, por lo mostrado, por lo recordado, por lo aprendido.

 

 

Me sorprendió no haber caído antes en ello, como comunicadora y asistente de animales, sé que esto es cierto, que llegado el momento los animales aceptan la muerte con naturalidad.

No es mi intención con este escrito enjuiciar ni justificar nada. Tan solo ha sido un acto de entendimiento para, de alguna manera, reconciliarme con esa idea de cierta manera errónea o incomprensible que tenía hacía ellos. Y este artículo es en cierto modo, un homenaje desde la aceptación y el respeto hacia la energía que representan este honorable animal desde su trono.